Grupo de investigación de Crítica Arquitectónica ARKRIT / dpa / etsam / upm

Entérate de todo

Sobre ARKRIT

El Grupo de Investigación ARKRIT se dedica al desarrollo de la crítica arquitectónica entendida como fundamento metodológico del proyecto. El ejercicio crítico constituye el principal gestor de la acción proyectual hasta el punto de que puede llegar a identificarse crítica con proyecto.
Si se considera que el objeto de la crítica no es el juicio de valor sino el estudio de las condiciones propias de cada obra, en relación a otras obras de arquitectura, en relación a otros campos del conocimiento y en relación a otras posibles teorías alternativas, podemos obtener de ella una imagen final flexible y abierta que permita tanto su comprensión veraz como la apertura a nuevos caminos en el curso de la arquitectura.
El Grupo de Investigación ARKRIT se constituyó en 2008 bajo la dirección del catedrático de Proyectos Arquitectónicos D. Antonio Miranda Regojo-Borges y, además de proyectos de investigación, entre las actividades del grupo se encuentra la dirección de tesis doctorales, así como una participación activa en el máster de Proyectos Arquitectónicos Avanzados (MPAA) desde el Laboratorio y el Taller de Crítica y coordinando numerosos Trabajos Fin de Máster.

Dónde estamos

ARKRIT - GRUPO DE INVESTIGACIÓN DE CRÍTICA ARQUITECTÓNICA

Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid
Departamento de Proyectos Arquitectónicos
Avenida Juan de Herrera 4
Ciudad Universitaria 28040
Madrid - España

E-mail: arkrit@arkrit.es

12.- HACE OCHENTA AÑOS

  • _s2_digest_post_status

    done

  • Fecha

    24 NOV 2020



En la Exposición Internacional (Paris-1937), la Modernidad sufrió los peores ataques de las dos obras presentes más monumentalistas y repulsivas: los pabellones de la Alemania Nazi y el de la U.R.S.S. estalinista que, por entonces, atravesaba su peor crisis: a la vez antisoviética, anticomunista y antimarxista. Nuestros maestros arquitectos estuvieron a su  mejor altura y resistieron con dignidad: Corbusier con su Pabellón de los Tiempos Modernos; y Aalto con su Pabellón finlandés.

 Por encima de todas las obras de aquella Expo, la historia de la ética, la estética y la verdad nos recuerda la excelencia inextinguible del pabellón checoslovaco (J. Krejcar) y del de la II República Española (L. Lacasa y J. L. Sert). En ambos residía la nobleza de la verdad: la Modernidad laica, higiénica, ventilada, luminosa y bella.

Anterior

 Siguiente

 

Compartir