Grupo de investigación de Crítica Arquitectónica ARKRIT / dpa / etsam / upm

Entérate de todo

Sobre ARKRIT

El Grupo de Investigación ARKRIT se dedica al desarrollo de la crítica arquitectónica entendida como fundamento metodológico del proyecto. El ejercicio crítico constituye el principal gestor de la acción proyectual hasta el punto de que puede llegar a identificarse crítica con proyecto.
Si se considera que el objeto de la crítica no es el juicio de valor sino el estudio de las condiciones propias de cada obra, en relación a otras obras de arquitectura, en relación a otros campos del conocimiento y en relación a otras posibles teorías alternativas, podemos obtener de ella una imagen final flexible y abierta que permita tanto su comprensión veraz como la apertura a nuevos caminos en el curso de la arquitectura.
El Grupo de Investigación ARKRIT se constituyó en 2008 bajo la dirección del catedrático de Proyectos Arquitectónicos D. Antonio Miranda Regojo-Borges y, además de proyectos de investigación, entre las actividades del grupo se encuentra la dirección de tesis doctorales, así como una participación activa en el máster de Proyectos Arquitectónicos Avanzados (MPAA) desde el Laboratorio y el Taller de Crítica y coordinando numerosos Trabajos Fin de Máster.

Dónde estamos

ARKRIT - GRUPO DE INVESTIGACIÓN DE CRÍTICA ARQUITECTÓNICA

Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid
Departamento de Proyectos Arquitectónicos
Avenida Juan de Herrera 4
Ciudad Universitaria 28040
Madrid - España

E-mail: arkrit@arkrit.es

05.- OPEN INFRASTRUCTURES. The Segovia Viaduct in Madrid

SELLO
  • _s2_digest_post_status

    done

  • Conferenciantes / Lecturers

    Alberto Campo Baeza
    Emilio Tuñón
    Jose María Sanchez

  • Coordinadores generales / General Coordinators

    Nicolás Maruri

  • Jury

    Silvia Colmenares
    Santiago de Molina

  • Organizador / Organizer

    Ma Cheng

  • Profesores/Tutors

    Marcos Cortes Lerín
    Quique Zarzo Martínez



COAM2
En febrero tuvo lugar la realización de la quinta edición de talleres organizados por ARKRIT dentro del aula LABIRD.

Tanto el trabajo de campo realizado por los alumnos como el taller posterior en la ETSAM indagaron en los espacios de oportunidad dentro de las ciudades ofrecidos por las infrestructuras. Espacios donde poder retomar las relaciones sociales dentro de la ciudad con el fin de revitalizar la trama urbana.

EL PROGRAMA DEL TALLER:

Las obras de arquitectura se ven afectadas por el paso del tiempo de manera bien característica, singular y específica. El tiempo no es sólo una pátina para la obra de arquitectura y, con frecuencia, los edificios sufren ampliaciones, incorporan reformas, sustituyen o alteran espacios y elementos transformando la imagen e incorporando nuevos usos que demandan tanto la ciudad como la sociedad.

El cambio, la constante intervención, forman parte no sólo de la arquitectura sino también de la ciudad. Sin cambio y sin adaptación no hay vida. Para proyectar hay que tener en cuenta no sólo el factor espacial sino también el factor temporal. Para ello, se introduce en el proceso proyectivo conceptos contemporáneos como la flexibilidad y multifuncionalidad dando como resultado un proyecto abierto. Esta arquitectura ‘abierta’ será capaz a resistir el tiempo ya que permite su continua adaptación a cada una de las realidades que se presentarán en un futuro. Por ello, todo edificio, para no morir y hacer frente a dicho paso del tiempo, debería ser capaz de absorber transformaciones, cambios, ampliaciones, distorsiones sin que éste deje de ser fundamentalmente el que era; respetando lo que fueron sus orígenes.

Esta reflexión bien podría aplicarse a las infraestructuras de nuestras ciudades en dos escalas: la arquitectónica y la urbana. Estos elementos urbanos generan oportunidades de accesibilidad y comunicación, integran y estructuran, su existencia multiplica el valor de un territorio.

Pero las infraestructuras tienen un impacto formal sobre el tejido urbano que puede crear fronteras, comportándose de una manera paradójica; a la vez que unen rasgan. Por ello es importante que los arquitectos, utilizando sus herramientas propias, ofrezcan al tejido urbano otras formas infraestructurales más allá del resultado directo y único que produce el cálculo.

Proponemos en este taller trabajar en el viaducto de la Calle Segovia, en Madrid, del año 1930. El viaducto ofrece la oportunidad de construir sobre un suelo artificial; un nuevo tejido urbano en el sentido de la complejidad y la multiplicidad. El suelo artificial es un espacio de oportunidad para imaginar otras formas de conectar y enlazar los espacios y las vistas, pero no sólo el suelo, también sus arcos, apoyos y entorno ofrecen condiciones que pueden activarse.

La arquitectura contemporánea no puede olvidar los entornos históricos ni el valor de su memoria en la vida de los ciudadanos. Ese respeto merecido debe ser una razón más para mantener vivo el tejido de las ciudades y proponer transformaciones capaces de incrementar su valor como espacio útil para los ciudadanos.

Proponemos repensar el viaducto como infraestructura y convertirlos en un foco de servicios urbanos necesarios en el barrio incluyendo en este lugar un centro de salud, un polideportivo y una escuela de música.

Después de una semana intensa de trabajo de campo en Mérida, Sevilla, Códoba y Granada, los alumnos aterrizaron en la ETSAM para realizar un taller en torno al tema propuesto. Centraron todos sus esfuerzos en proponer nuevas soluciones arquitectónicas y programáticas que potenciaran la ciudad existente a través de un cambio del modelo productivo actual que incentivara la revitalización del entramado urbano a través del intercambio de conocimiento. El estudio de la trama urbana dio como resultado algunas reinterpretaciones de la tipología habitacional de corralas mientras que otras propuestas establecieron un marco de acción para la mejora de la vida cotidiana de los vecinos con la integración de mecanismos digitales en espacios recuperados para la vida en común.

El taller estuvo dirigido por Nicolás Maruri y organizado por Ma Cheng mientras que el trabajo de los alumnos estuvo supervisado por los doctorandos Quique Zarzo y Marcos Cortes Lerín con conferencias intercaladas de Alberto Campo BaezaEmilio Tuñon y Jose María Sánchez, arquitectos doctores de la ETSAM. El trabajo final fue analizado, criticado y discutido por las arquitectas doctores de la ETSAM Silvia Colmenares y Santiago de Molina. Queremos aprovechar la oportunidad de agradecer a todos los involucrados el tiempo dedicado a los alumnos.

In February the fourth edition of workshops organized by ARKRIT took place this time within the LABIRD classroom. 

Both the fieldwork done by the students and the subsequent workshop at the ETSAM investigated in the spaces of opportunity within the infrastructures inside the cities. Spaces where social interaction can be recovered in order to revitalize the urban fabric.

THE PROGRAM OF THE WORKSHOP:

Architecture is affected by the passing of time in a very characteristic, singular and specific way. Time is not just a patina for the work of architecture and, often, buildings undergo extensions, incorporate reforms, replacements or alter spaces and elements transforming the image and incorporating new uses demanded from both the city and society.

To change, that constant intervention is a part not only of architecture but also of the city. Without change and without adaptation there is no life. To design, one must take into account not only the spatial factor but also the time factor. In order to do this, contemporary concepts such as flexibility and multifunctionality are introduced into the design process, resulting in an ‘open project’. This ‘open’ architecture will be able to withstand the passing of time as it allows its continuous adaptation to each of the realities that will encounter in the future. Therefore, every building, in order not to die and face up to that passage of time, should be capable of absorbing transformations, changes, enlargements, distortions, etc. without it losing its fundamental existence, in other words, respecting its origins.

This reflection could very well be applied to the infrastructures of our cities on two scales: architectural and urban. These urban elements generate opportunities for accessibility and communication, integration and structure. Their existence multiplies the value of a territory.

But infrastructures have a formal impact on the urban fabric that can create borders, behaving in a paradoxical way; at the same time they unite, they are also capable to tear apart the urban tissue. For this reason, it is important that architects, using their own tools, offer other infrastructural forms to the urban fabric beyond the direct and unique result produced by the calculation.

We propose in this workshop to work on the Viaduct of Segovia Street, in Madrid, from the year 1930. The viaduct offers the opportunity to build on an artificial floor; a new urban fabric in the sense of complexity and multiplicity. Artificial soil is a space of opportunity to imagine other ways of connecting and linking spaces and views, but not only the ground, but also its arches, supports and surroundings offer conditions that can be activated.

At the same time, contemporary architecture cannot forget historical environments or the value of its memory in the lives of citizens. That deserved respect must be one more reason to keep alive the fabric of cities and propose transformations capable of increasing their value as useful space for citizens.

We propose to rethink the viaduct as an ‘open infrastructure’ and turn it into an urban landmark of necessary urban services in the neighborhood. The student has total freedom to propose the program that he thinks best adapts to the urban plot or to the demands of contemporary society.

The workshop was directed by Nicolás Maruri (Phd. Professor and Director of ARKRIT research group) and was organized by Ma Cheng. The student’s work was supervised by the Phd candidates Quique Zarzo and Marcos Cortes Lerín with lectures by Alberto Campo BaezaEmilio Tuñón and Jose María Sánchez, Phd. Professors at the ETSAM. The final work was analyzed, criticized and discussed by Phd Professors Silvia Colmenares and Santiago de Molina. We want to take the opportunity to thank everyone involved for the time spent on the students.

composici'on

 

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailCompartir