Grupo de investigación de Crítica Arquitectónica ARKRIT / dpa / etsam / upm

Entérate de todo

Sobre ARKRIT

El Grupo de Investigación ARKRIT se dedica al desarrollo de la crítica arquitectónica entendida como fundamento metodológico del proyecto. El ejercicio crítico constituye el principal gestor de la acción proyectual hasta el punto de que puede llegar a identificarse crítica con proyecto.
Si se considera que el objeto de la crítica no es el juicio de valor sino el estudio de las condiciones propias de cada obra, en relación a otras obras de arquitectura, en relación a otros campos del conocimiento y en relación a otras posibles teorías alternativas, podemos obtener de ella una imagen final flexible y abierta que permita tanto su comprensión veraz como la apertura a nuevos caminos en el curso de la arquitectura.
El Grupo de Investigación ARKRIT se constituyó en 2008 bajo la dirección del catedrático de Proyectos Arquitectónicos D. Antonio Miranda Regojo-Borges y, además de proyectos de investigación, entre las actividades del grupo se encuentra la dirección de tesis doctorales, así como una participación activa en el máster de Proyectos Arquitectónicos Avanzados (MPAA) desde el Laboratorio y el Taller de Crítica y coordinando numerosos Trabajos Fin de Máster.

Dónde estamos

ARKRIT - GRUPO DE INVESTIGACIÓN DE CRÍTICA ARQUITECTÓNICA

Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid
Departamento de Proyectos Arquitectónicos
Avenida Juan de Herrera 4
Ciudad Universitaria 28040
Madrid - España

E-mail: arkrit@arkrit.es

04.- RE-ACTIVATE URBAN TISSUE. Spaces of opportunities in obsolete neighbourhoods.

barrio-concepción-2
  • _s2_digest_post_status

    done

  • Organizador / Organizer

    Ma Cheng

  • Coordinadores generales / General Coordinators

    Nicolás Maruri

  • Profesores/Tutors

    Marcos Cortes Lerín
    Quique Zarzo Martínez

  • Conferenciantes / Lecturers

    Alberto Campo Baeza
    Carmen Espegel
    Atxu Amann

  • Jury

    Carmen Espegel
    Atxu Amann
    Nicolás Maruri



 01bis
En julio tuvo lugar la realización de la cuarta edición de talleres organizados por ARKRIT dentro del aula LABIRD.

Tanto el trabajo de campo realizado por los alumnos como el taller posterior en la ETSAM indagaron en los espacios de oportunidad dentro de las ciudades consolidadas. Espacios donde poder retomar las relaciones sociales dentro de la ciudad con el fin de revitalizar la trama urbana.

A día de hoy en España, el crecimiento extensivo de nuestras ciudades ha llegado a un punto de colapso. Sin embargo, la figura del arquitecto sigue siendo imprescindible. La ciudad consolidada y su entorno construido demandan repensar la ciudad, regenerar los barrios y reacondicionar la arquitectura presente adaptándola a las nuevas demandas programáticas, energéticas, sociales, económicas y políticas modernizando no sólo el bloque de vivienda sino también las unidades habitacionales que la componen.

Si bien es cierto que dicha ‘actualización’ de la vida urbana y de la arquitectura es necesaria en el centro de la ciudad, el taller centrará su actividad en uno de los barrios creados entre los años 50 y 60 del siglo pasado en la ciudad de Madrid: la ampliación del barrio de la Concepción. La promoción y construcción de dicho barrio se puso al servicio de la especulación urbanística construyendo bloques de vivienda que malinterpretaban las tipologías heredadas de la vivienda moderna. Como resultado se construyeron alrededor de 5000 viviendas ‘encajadas’ en unos bloques lineales con una de las densidades más altas de Europa. Tanto la calidad de la unidad habitacional, como la del espacio público, dejan un tejido urbano obsoleto, infrautilizado y residual a la orilla de la M-30; un anillo de circunvalación que desahoga la circulación de vehículos dentro de Madrid y agiliza el paso por la ciudad, pero que genera en sus bordes zonas de conflicto.

Ante esta situación, el alumno es llamado a reflexionar sobre la ciudad contemporánea utilizando el estado actual como catalizador de nuevas posibilidades de transformación. Se trata de incorporar nuevos valores urbanos y arquitectónicos para transformar la herencia de la especulación en una oportunidad para el optimismo ciudadano que genere un renovado deseo de habitar la ciudad de nuevo.

Para ello, se abordarán las tres escalas que forman la ciudad: la vivienda, el bloque y el barrio. Son tres escalas de actuación que generan una simbiosis en busca de un nuevo equilibrio urbano ya que la actuación en una de las escalas repercutirá irremediablemente en las otras dos.

– Se debe modernizar la casa. La intervención en la unidad de vivienda tratará de analizar su perímetro y explotar su distribución transformado el tipo rígido existente en un tipo maleable que sea capaz de adaptarse a diversidad social de la ciudad contemporánea. Dichas actuaciones no deben olvidar la necesaria adecuación de las viviendas en cuanto a demanda energética, accesibilidad, confort térmico y mejora de la calidad de vida dotando a estas viviendas de más años de servicio. Se trata de recuperar una vivienda cómoda y lógica que responda al lugar donde se asienta.

– Se estudiarán las posibilidades de intervención en el bloque de modo que se mejore la vida de la colectividad y se favorezcan las actividades comunes y los servicios comunitarios. Así, se propiciarán los espacios colectivos alegres, salubres y luminosos en los que se puedan desarrollar acciones que faciliten la vida social del vecindario.

– Se debe regenerar el barrio. Esta escala de actuación deberá revertir la situación de bloque cerrado actual en bloques esponjados que contemplen nuevas relaciones con los espacios públicos y colectivos. El barrio debe funcionar como una única unidad orgánica que genera inercia entre los bloques. Para ello, se propondrán estrategias que establezcan relaciones transversales dentro del barrio, explorando los espacios existentes y posibles entre los bloques; vaciar, recuperar e introducir nuevos usos privados, colectivos y públicos que favorezcan una ciudad más social.

– Se debe pensar la ciudad. Pensar el espacio público como articulador de la vida urbana y el espacio colectivo como charnela entre aquel y el espacio privado. Consecuentemente, será fundamental encontrar el equilibrio entre el espacio público, colectivo y privado. Se buscarán nuevas relaciones entre los espacios públicos existentes y los creados y se analizará la diversificación de los límites del barrio para conseguir una continuidad urbana en todo su perímetro. Se fomentarán las conexiones entre el barrio y la ciudad, así como de la ciudad con el barrio.

Vivienda y ciudad constituyen dos asuntos absolutamente oportunos para reflexionar sobre ellos en la medida en que ambas están sometidas a importantes procesos de cambio. Las transformaciones en los hábitos de vida, los cambios sociales y económicos, y las exigencias en materia de eficiencia energética y conservación del medio ambiente, entre otros condicionantes, hacen que las ciudades tengan que adaptar su parque edificado y sus infraestructuras a las nuevas condiciones. Así, puede afirmarse que el tema que se propone conlleva un problema universal y contemporáneo, que trasciende la problemática local y que, de una manera u otra, afecta a buena parte de las grandes ciudades del mundo y, por ello, es pertinente y tiene un alto valor pedagógico.

Después de una semana intensa de trabajo de campo en Barcelona, Bilbao y Madrid, los alumnos aterrizaron en la ETSAM para realizar un taller en torno al tema propuesto. Centraron todos sus esfuerzos en proponer nuevas soluciones arquitectónicas y programáticas que potenciaran la ciudad existente a través de un cambio del modelo productivo actual que incentivara la revitalización del entramado urbano a través del intercambio de conocimiento. El estudio de la trama urbana dio como resultado algunas reinterpretaciones de la tipología habitacional de corralas mientras que otras propuestas establecieron un marco de acción para la mejora de la vida cotidiana de los vecinos con la integración de mecanismos digitales en espacios recuperados para la vida en común.

El taller estuvo dirigido por Nicolás Maruri y organizado por Ma Cheng mientras que el trabajo de los alumnos estuvo supervisado por los doctorandos Quique Zarzo y Marcos Cortes Lerín con conferencias intercaladas de Alberto Campo Baeza, Carmen Espegel Alonso y Atxu Amann Alcocer, arquitectos doctores de la ETSAM. El trabajo final fue analizado, criticado y discutido por las arquitectas doctores de la ETSAM Atxu Amann Alcocer y Carmenn Espegel Alonso. Queremos aprovechar la oportunidad de agradecer a todos los involucrados el tiempo dedicado a los alumnos.

In July the fourth edition of workshops organized by ARKRIT took place this time within the LABIRD classroom. 

Both the fieldwork done by the students and the subsequent workshop at the ETSAM investigated in the spaces of opportunity within the consolidated cities. Spaces where social interaction can be recovered in order to revitalize the urban fabric.

To this day in Spain, the extensive growth of our cities has reached a point of collapse. However, the figure of the architect is still essential. The consolidated city and its built environment demand to rethink the city, regenerate the neighborhoods and recondition the present architecture adapting it to the new programmatic, energetic, social, economic and political demands modernizing not only the housing block but also the housing units that compose it.

While it is true that this ‘updating’ of urban life and architecture is necessary in the old city center, the workshop will focus on one of the neighborhoods created between the 50s and 60s of the last century in the city of Madrid: the extension of the Concepcion neighborhood. Its promotion and construction was put at the service of urbanistic speculation by building blocks of housing that misinterpreted the typologies inherited from modernism. As a result, around 5000 ‘embedded’ houses were built in linear blocks with one of the highest densities in Europe. Both the quality of the housing unit and the public space have left behind an obsolete, underutilized and residual urban fabric on the edge of the M-30; A bypass highway that relieves the circulation of vehicles inside Madrid and accelerates the passage through the city, but that generates in its borders zones of conflict.

Faced with this situation, the student is called to reflect on the contemporary city using the current state as a catalyst for new possibilities for transformation. It is about incorporating new urban and architectural values ​​to transform the heritage of speculation into an opportunity for citizen optimism that generates a renewed desire to inhabit the city again.

To do this, the three scales that make up the city will be addressed: housing units, the housing blocks and the neighborhood. These are the scales of action that generate a symbiosis which generate a new urban balance since the modification in one of the scales will inevitably reverberate in the other two.

– The housing unit must be modernized. The intervention in the homes will try to analyze its perimeter and research new ways of distributing space by transforming the present rigid distribution into a malleable type that is able to adapt to the social diversity of the contemporary city. These actions should not forget the necessary adaptation of the houses in terms of energy demand, accessibility, thermal comfort and improvement of the quality of life, providing these homes with more years of service. It is about rescuing the comfortable and logical home that responds to the place where it sits.

– The possibilities of intervention in the block will be studied in a way that improves the life of the community and favors the common activities and the community services. In this way, collective, cheerful, salubrious and luminous spaces will be promoted in which actions will take place which will, in turn, facilitate the social life of the neighborhood.

– The neighborhood must be regenerated. This scale of action should revert the current closed block situation in ‘sponge blocks’ that contemplate new relationships with public and collective spaces. The neighborhood must function as a single organic unit that generates inertia between blocks. To this end, strategies that establish transversal relationships within the neighborhood will be proposed, exploring existing and new possible spaces between blocks; empty out, recover and to introduce new private, collective and public uses that favor a more social city.

– The student must think about the city. One must think of the public space as an articulator of urban life and the collective space as a hinge between that and the private space. Consequently, it will be essential to find the balance between public, collective and private spaces. New relationships will be sought between existing public spaces and those newly created. The diversification of the boundaries of the neighborhood will be analyzed in order to achieve urban continuity throughout its perimeter. Connections between the neighborhood and the city, as well as the city and the neighborhood, will be encouraged.

Housing and city are two absolutely opportune matters to reflect on to the extent that both are subject to important processes of change. Changes in living habits, social and economic changes, and demands on energy efficiency and conservation of the environment, among other factors, mean that cities have to adapt their built environment and infrastructure to these new conditions. Thus, it can be affirmed that the proposed theme involves a universal and contemporary problem, which transcends the local problems and which, in one way or another, affects many of the world’s great cities and is therefore relevant nowadays.

After an intensive week of field work in Barcelona, ​​Bilbao and Madrid, the students arrived at ETSAM to conduct a workshop around the proposed topic. They focused all their efforts on proposing new architectural and programmatic solutions that would enhance the existing city through a change of the current productive model that would encourage the revitalization of the urban fabric through the exchange of knowledge. The study of the urban plot resulted in some reinterpretations of the housing typology of corralas while other proposals established a framework of action for the improvement of the daily life of the neighbors with the integration of digital mechanisms in some recovered common spaces.

The workshop was directed by Nicolás Maruri (Phd. Professor and Director of ARKRIT research group) and was organized by Ma Cheng. The student’s work was supervised by the Phd candidates Quique Zarzo and Marcos Cortes Lerín with lectures by Alberto Campo Baeza, Carmen Espegel Alonso and Atxu Amann Alcocer, Phd. Professors at the ETSAM. The final work was analyzed, criticized and discussed by Phd Professors at the ETSAM Atxu Amann and Carmen Espegel Alonso. We want to take the opportunity to thank everyone involved for the time spent on the students.

 02

 

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailCompartir